Ácidos grasos

Los ácidos grasos son esenciales para el adecuado funcionamiento, desarrollo y reparación de las células del organismo. Pueden obtenerse a través de la alimentación o de suplementos dietéticos. Los ácidos grasos se componen de una cadena de átomos de carbono unidos a átomos de hidrógeno, con un grupo metilo en un extremo y un grupo ácido en el otro. Como tal, el número de átomos de hidrógeno determina si el ácido graso es saturado o insaturado.

Existen diferentes familias de ácidos grasos:

  • Ácidos grasos saturados (por ejemplo, ácidos palmítico y esteárico).
  • Ácidos grasos monoinsaturados (por ejemplo, ácido oleico).
  • Ácidos grasos poliinsaturados (por ejemplo, ácidos omega 3 y omega 6).
  • Ácidos grasos "trans".

Los ácidos grasos saturados se encuentran enlazados al mayor número posible de átomos de hidrógeno. Por su parte, los ácidos grasos insaturados presentan uno o más enlaces dobles entre los átomos de carbono, por lo que hay un menor número de átomos de hidrógeno unidos al carbono. Los ácidos grasos saturados están presentes especialmente en productos de origen animal y en alimentos procesados tales como mantequilla, queso graso, embutidos, manteca de cerdo, aceite de palma y aceite de coco.

Las grasas monoinsaturadas poseen únicamente un enlace doble, mientras que las grasas poliinsaturadas cuentan con dos o más enlaces dobles. Los ácidos grasos monoinsaturados se obtienen esencialmente a partir de alimentos de origen vegetal tales como el aceite de oliva y los frutos oleaginosos (por ejemplo, aceitunas y aguacate).

Los ácidos grasos omega 3 y omega 6 son poliinsaturados. La diferencia entre ambos se basa en la colocación del primer enlace doble en la cadena del ácido graso. Las principales fuentes alimentarias de ácidos grasos omega 6 son las grasas de origen animal (carne, huevos, leche y productos lácteos), los aceites vegetales (aceite de coco, aceite de girasol, aceite de palma o aceite de colza) y las grasas para untar (mantequilla, manteca de cerdo, margarina, etc.). Los ácidos grasos omega 3 se encuentran principalmente en el pescado azul (por ejemplo, salmón, caballa y arenque), así como en algunas semillas.

Las grasas hidrogenadas son las más perjudiciales para la salud. Se forman mediante el sobrecalentamiento de las grasas o a través de procesos industriales de hidrogenación de los alimentos. Asimismo, pueden originarse como resultado de la transformación bacteriana de las grasas en el lumen intestinal de los animales rumiantes.

Referencias

Devries MC, Phillips SM. 2015. Supplemental protein in support of muscle mass and health: advantage whey. Journal of Food Science, 80: A8-A15.

Rubio J et al., 2007. Aqueous and hydroalcoholic extracts of Black Maca (Lepidium meyenii) improve scopolamine-induced memory impairment in mice. Food Chem Toxicol, 45(10): 1882-90.

Stone M et al., 2009. A pilot investigation into the effect of maca supplementation on physical activity and sexual desire in sportsmen. J Ethnopharmacol, 126(3): 574-6.

Gonzales GF et al., 2014. Maca (Lepidium meyenii Walp), a review of its biological properties. Rev Peru Med Exp Salud Publica, 31(1): 100-10.

Gonzales GF et al., 2002. Effect of Lepidium meyenii (Maca) on sexual desire and its absent relationship with serum testosterone levels in adult healthy men. Andrologia, 34(6): 367-72.

Zenico T et al., 2009. Subjective effects of Lepidium meyenii (Maca) extract on well-being and sexual performances in patients with mild erectile dysfunction: a randomised, double-blind clinical trial. Andrologia, 41(2): 95-9.

Gonzales GF et al., 2008. Antagonist effect of Lepidium meyenii (red maca) on prostatic hyperplasia in adult mice. Andrologia, 40(3): 179-85.

Brooks NA et al., 2008. Beneficial effects of Lepidium meyenii (Maca) on psychological symptoms and measures of sexual dysfunction in postmenopausal women are not related to estrogen or androgen content. Menopause, 15(6):1157-62.

Meissner HO et al., 2006. Therapeutic effects or pre-gelatinized Maca (Lepidium Peruvianum Chacon) used as a non-hormonal alternative to HRT in perimenopausal women - clinical pilot study. Int J Biomed Sci, 2: 143-159.

Meissner HO et al., 2005. Use of gelatinized Maca (Lepidium peruvianum) in early postmenopausal women. Int J Biomed Sci, 1(1): 33-45.

Bhaaskar S, Shalini V, Helen A. 2011. Quercetin regulates oxidized LDL induced inflammatory changes in human PBMCs by modulating the TLR-NF-kB signaling pathway. Immunobiology, 216(3): 367-73.

Derlindati E et al., 2012. Quercetin-3-O-glucuronide affects the gene expression profile of M1 and M2a human macrophages exhibiting anti-inflammatory effects. Food Funct. 3(11): 1144-52.

Nickel T, et al. 2011. Immunoregulatory effects of the flavonol quercetin in vitro and in vivo. Eur J Nutr. 50(3): 163-72.

Cavalcanti E et al., 2014. Administration of reconstituted polyphenol oil bodies efficiently suppresses dendritic cell inflammatory pathways and acute intestinal inflammation. PLoS One. 9(2): e88898.

Jiménez-Aliaga K et al., 2011. Quercetin and rutin exhibit antiamyloidogenic and fibril-disaggregating effects in vitro and potent antioxidant activity in APPswe cells. Life Sci. 89(25-26): 939-45.

Yu ES et al., 2008. Regulatory mechanisms of IL-2 and IFNgamma suppression by quercetin in T helper cells. Biochem Pharmacol. 76(1): 70-8.

Park HJ et al., 2011. Quercetin regulates Th1/Th2 balance in a murine model of asthma. Int Immunopharmacol. 9(3): 261-7.

¡Por favor, inicia sesión para continuar!
Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario, así como para fines estadísticos. Al visitar nuestro sitio web, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información sobre el uso de cookies o cómo gestionarlas o eliminarlas en este dispositivo, haga clic aquí.