Mejorar la salud cardiovascular

Las patologías cardiovasculares son una causa de preocupación para la población general. Protege tu salud cardiovascular con los suplementos adecuados y mejora tu bienestar.
Mejorar la salud cardiovascular
¡Sigue estos consejos y comienza hoy mismo a progresar!

Entrenamiento

La práctica de ejercicio físico de forma regular y orientada favorece el retorno venoso y reduce la aparición de venas varicosas. Practica actividades que promuevan la circulación sanguínea en las piernas, tales como caminar, nadar o andar en bicicleta, así como modalidades aeróbicas de baja y media intensidad, ideales para el buen funcionamiento cardíaco.

Nutrición

El consumo de alimentos ricos en antioxidantes, fibras, proteínas, vitaminas B y C y otras sustancias venotrópicas puede ayudar a prevenir la aparición de varices y mejorar la circulación sanguínea. Escoge alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, especialmente pescados como el salmón, la caballa, el atún y la sardina, dado que contienen grasas saludables que contribuyen a reducir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Suplementación

Diversos estudios han demostrado que algunos suplementos, cuando se combinan con los cambios adecuados en el estilo de vida y, si es necesario, el tratamiento médico específico, pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol, mejorar la tensión arterial y disminuir otros factores de riesgo asociados al desarrollo de trastornos cardíacos.

Productos para alcanzar mis Objetivos

Piernas cansadas y varices

Estos suplementos ayudan a normalizar la circulación en los vasos sanguíneos, y en general son formulados con extractos de plantas, vitaminas y minerales. Algunos de ellos contienen sustancias que favorecen la producción de óxido nítrico, un compuesto que el cuerpo produce endógenamente y que estimula la microcirculación y la vasodilatación. Contribuye a mejorar el flujo sanguíneo hacia todos los tejidos del organismo. Son por lo tanto, fórmulas vasoprotectoras con acción antiinflamatoria y relajante muscular.

Prevención de enfermedades cardiovasculares (colesterol, hipertensión, etc.)

Estos suplementos contienen sustancias como los omegas y otras grasas buenas que son agentes importantes contra la inflamación, ayudar a mantener una función articular saludable, aumentar la capacidad de quemar grasa del cuerpo, favorecer un buen estado de ánimo y estimular la actividad cerebral. Otros ingredientes, tales como la vitamina K y el extracto de ajo, ayudan a prevenir la rigidez arterial, trombosis venosa y otros problemas circulatorios. Las vitaminas y minerales específicos son importantes para la correcta formación de las células sanguíneas, que son responsables del transporte de nutrientes a los tejidos y órganos del cuerpo, así como para la excreción de productos residuales resultantes de la actividad celular.