Ginseng

El ginseng deriva de una planta de origen ancestral con propiedades medicinales. El ingrediente activo de esta planta son los ginsenósidos. Estas sustancias se extraen de las raíces, que requieren un período de maduración relativamente largo (alrededor de 6 años). Poseen importantes propiedades fitoterapéuticas: antiinflamatorias, antioxidantes y anticancerígenas.

Existen diferentes variedades de ginseng dependiendo de la subespecie y los métodos de procesamiento utilizados, y tienen, por tanto, propiedades terapéuticas ligeramente distintas, aunque los efectos son similares. Las subespecies más conocidas son el ginseng americano (Panax quinquefolius) y el ginseng asiático o coreano (Panax ginseng). La variedad americana presenta un efecto estimulante más suave en comparación con el asiático.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario, así como para fines estadísticos. Al visitar nuestro sitio web, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información sobre el uso de cookies o cómo gestionarlas o eliminarlas en este dispositivo, haga clic aquí.