Fructosa

La fructosa se denomina también levulosa. Se trata esencialmente de un monosacárido, un carbohidrato simple, empleado por el organismo como un sustrato para la producción de energía. El nombre de fructosa deriva del hecho de que es un tipo de azúcar que se halla de forma natural en la fruta, aunque también se encuentra en la miel y las verduras. Aporta sabor dulce a los alimentos, con una capacidad edulcorante que es aproximadamente 1,2 veces más fuerte que la del azúcar de mesa.

El monosacárido se utiliza a menudo en la industria alimentaria, ya sea como edulcorante o para proporcionar textura y estabilidad a los alimentos procesados. Este nutriente está presente en una amplia gama de productos, como refrescos, bebidas o barritas deportivas (tanto proteicas como energéticas), productos dietéticos, leche con chocolate, cereales de desayuno, yogur y muchos otros.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario, así como para fines estadísticos. Al visitar nuestro sitio web, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información sobre el uso de cookies o cómo gestionarlas o eliminarlas en este dispositivo, haga clic aquí.