Bebidas energéticas

Los principales ingredientes empleados en las bebidas energéticas son los carbohidratos, por lo general en forma de sacarosa, glucosa, dextrosa, fructosa y maltodextrina. Estas bebidas generalmente contienen entre 12 g y 20 g de carbohidratos por 100 ml de agua y en la mayoría de los casos se enriquecen con electrolitos como el sodio y el potasio. Además de los carbohidratos, algunas bebidas energéticas también proporcionan pequeñas cantidades de proteína o aminoácidos (1 g-2 g / 100 ml). En este caso se las denomina bebidas de recuperación, ya que además de reponer energía también contribuyen activamente a la regeneración muscular y la recuperación.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario, así como para fines estadísticos. Al visitar nuestro sitio web, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información sobre el uso de cookies o cómo gestionarlas o eliminarlas en este dispositivo, haga clic aquí.